lunes, 13 de marzo de 2017

Mis historias de malamadre;de cuando llevé a mis hijos hechos una facha.

Mis historias de malamadre.


*Hola a todos. Este fin de semana me ha sido imposible preparar los post, así que he rescatado uno que tiene dos años para reírnos un poco y empezar la semana con fuerza. Mil gracias por leerme e intentaré pasar por vuestros blogs y contestar comentarios pendientes. Vamos con el post.

Hola a todos un día más. De nuevo nos encontramos por estos mundos 2.0 y me siento muy feliz y agradecida por todos los mensajes y comentarios que siempre me dejáis y además este finde el sol ha brillado y lo hemos aprovechado mucho así que doble felicidad.

Hoy me apetecía contar algo gracioso, aunque en su momento no me pareció tan gracioso, pero algo que nos ayude a empezar la semana con humor. 
Ya os conté anécdotas graciosas mías aquí y aquí, y compartí los traumas de mi infancia en esta entrada y en esta otra, así que hoy quería compartir algunas de mis meteduras de pata como madre.

Como a todo el mundo, cuando mis hijos eran pequeños me gustaba llevarlos bien guapos y arregladitos, y eso incluye el uniforme del cole, lo llevaban planchado, con abriguitos monos, lazos(la niña), repeinaditos y esas cosas, pero a veces ocurren percances, y siempre en el peor momento.


Mi primera anécdota es con el uniforme y tiene un principio que os explico.
En 4º de ESO, como en casi todos los coles, mi hija tuvo un viaje de estudios. Al parecer, donde alojaban no había toallas, así que debían llevar 2 de casa  que no fuesen buenas porque si compraban mucho y se excedían en el peso podían dejarlas allí, que era más rentable que pagar las 15 libras por kilo de penalización.
Yo tenía una toalla viejilla pero las otras eran buenas y preferí comprar una corriente. En los chinos había una amarilla y la compramos.

El viaje pasó y mi hija volvió con las toallas, no sé porqué no las dejó.
Ese sábado puse una lavadora de ropa blanca con los polos del cole de los dos(con todos los que tenían), las camisetas de E. Física, calcetines deportivos y algo de ropa interior. Y aún no sé porqué, metí la maldita toalla amarilla.
Cuando fui a tender vi que la toalla había desteñido y todo, absolutamente todo, era de un amarillo chillón que asustaba.

Desesperada bajé al único súper que vi abierto y compré un quitadesteñidos.
Bien, lo desteñido se quitó pero también las rayas de los cuellos y los puños de los polos y el escudo bordado, además de quedarse de una tonalidad grisácea que daba a entender que yo lavaba los polos cada dos meses. Y esto lo vi el domingo, sin tiendas abiertas ni tiempo para actuar.

El lunes tuvieron que llevarlos,no tenían más,  y lo peor es que había un concurso escolar en el auditorio de Oviedo, iban los dos y hacía un calor infernal.
Mientras todos los compañeros se quitaban el jersey escolar los míos tuvieron que dejárselo puesto y subidito para que tapara los cuellos.
Cada vez que veo las fotos(hay fotos del evento) los míos parecen los típicos desarrapados que no tienen quien los cuide. Ainnnsss, que desastre de madre me sentí.

Conclusión;
No compréis toallas en los chinos, si hay que pagar tasas en el aeropuerto se pagan que sale más barato que reponer todos los uniformes, ese truco es un error.
No uséis quitadesteñidos con ropa que no sea blanca, es una mala idea.
Y si vuestros hijos van hechos una facha a algún evento donde luego te venden las fotos, no las compréis, son un recordatorio de lo malos padres que sois.

Y ahora una anécdota de calzado.
Hace años fuimos a de vacaciones a Francia. Para el viaje les compré bastante calzado a mis hijos, playeritos tipo Victoria, sandalias, alpargatas chulas, un poco de todo porque eran muchos días.
La primera parte del viaje fue en una zona del sur y transcurrió bien. La segunda era para ver un GP de fórmula 1 y nos teníamos que ir a otra zona.
Bien, hicimos las maletas, nos fuimos del primer hotel, viajamos y llegamos al otro de noche así que nos duchamos y a la cama.
Al día siguiente fuimos a dar una vuelta por la zona y os explico el calzado que llevábamos porque es importante.
Mi hija y yo fuimos con playeros Victoria, mi hijo con sandalias de niño y mi marido en chanclas.
Ser feliz en Francia; F1
Todo el día lloviendo y algunos de nosotros en chanclas o sandalias y calcetines.

Al llegar al hotel y buscar el calzado para ducharnos y cambiarnos no lo encontramos. Bajé a recepción y después de un siglo discutiendo en inglés me dicen que no saben nada y que si quiero que llame a la policía.
Al final llegamos a pensar que se había quedado en el otro hotel.
Tuvimos que ducharnos por turnos con las chanclas de mi marido(los niños también)y al día siguiente repetir calzado, pero es que llovía y a mi hijo tuve que ponerle calcetines blancos, que era lo único que tenía porque lo llevaba todo muy veraniego, con sandalias y parecía un guiri. En varios sitios le hablaban el inglés, cosa lógica vistas las pintas, porque además llevaba gorra, sudadera y bandera de F1, con pinta de guiri absoluto, y mi marido iba en chanclas lloviendo porque no había nada abierto para comprar otro calzado, así que parecía un guiri cutre.

Tuvimos que usar el mismo calzado(todo sobado o más bien sucio) los otros tres días y compartir chanclas de ducha que además eran el calzado que tenía mi marido para la calle, y usarlas para conducir y todo.

Y por supuesto, tenemos un montón de fotos recordando el lamentable aspecto de la mitad de la familia.

El día que nos íbamos se me acercó el recepcionista del hotel sonriendo con una caja de esas que contienen las monodosis de leche que usan allí para el café y me la dio. Al mirar vi todos nuestros zapatos y chanclas.
Por más que lo interrogué no me dio una explicación, solo me dijo que habían aparecido, que era afortunada y sonreía como un bobo. Y como estaba harta de discutir los cogí y lo dejé estar, pero nunca supe que pasó.
Francia; ser feliz F1
El viaje fue inolvidable, pero por muchas razones,jejeje.

Conclusión;
Si vais a Francia dejad los zapatos en el coche, en el hotel pueden evaporarse y aparecer en cajas de leche.
Y si tenéis pinta de guiris por alguna razón, hablad a gritos para que todo el mundo sepa que sois españoles, que luego da lugar a errores.
Y no saquéis fotos, o si lo hacéis cortad los pies, que con el tiempo os veréis más guiris aún.

Bueno, pues hasta aquí mi post de hoy, espero que os haya resultado divertido, o al menos no muy aburrido,jejejeje.
Mil gracias por leerme y nos vemos mañana otra vez por aquí.
Y vosotros, ¿tuvisteis algún percance así?¿Se os estropeó algo en el último momento y necesitasteis improvisar?¿Soy la única a la que le pasan estas cosas?¿Tenéis fotos que os recuerden esas situaciones? Mil gracias por leerme y un besín.
Muacccccckkkkkkkkkkkkkkkk.

68 comentarios:

  1. jajajajaaja que bueno.... me has hecho reir!! Yo creo que anécdotas de este tipo todas tenemos aunque ahora mismo no me viene ninguna a la cabeza... que raro lo de las chanclas eh? es muy muy extraño.

    Un besazo mala madre!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, si es que lo que no me pase a mí!¿A qué es extraño lo de las chanclas? Y menuda faena que nos hicieron, yo creo que algún empleado los cogió, porque muchos estaban sin estrenar, con etiqueta y todo, le pillaron y me los devolvieron el último día porque otra explicación no le encuentro.
      Besos guapa,jejejeje.

      Eliminar
  2. En definitiva me has hecho empezar este dia con una sonrisa,en casa nos ha sucedido cosas similares con ropa que desmancha ,lo de los zapatos esta raro,que grandes anecdotas de esas que solo se pueden dar en familia,un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho ayudarte a empezar bien el día.
      Lo de los zapatos es un misterio que nunca aclararemos. Un besito.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. ¿A qué si? Y al final los guajes hechos una facha,jejeej.

      Eliminar
  4. Jajajajajajajaajajajjajaa me ha encantado la conclusión de la última historia, hablad a gritos jajajaajajaja qué verdad. Oye pero qué misterio¡¡¡¡¡¡¡¡ Y tu hijo paseando por Francia con chanclas y calcetines... pobrete... Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj, me alegro que te guste. Es de lo más misterioso, yo creo que alguien de la limpieza cogió el calzado, que estaba todo junto y era nuevo, algunos con etiqueta, le pillaron y el último día me las devolvieron. Pero menuda faena con aquelas trazas, ainnns. Un besito.

      Eliminar
  5. Jeje estas son las anécdotas que luego cuando las cuentas te ries. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Yo, como tú, mientras mis hijos eran vestidos por su madre salían siempre de casa impecables, no es que ahora no lo hagan, of course, pero tú me entiendes. Bueno pues eso,que siempre salían completamente conjuntados repeinados y sin nada que desentonase en su aspecto pulcro y nacarado. Por aquel entonces yo vivía en el centro y aunque fuese para bajar al super de la esquina siempre salían de casa impolutos y perfectos. Peerooo un día, el padre de las criaturas no llegaba para recoger al mayor de su clase de judo, era invierno y yo ya tenía a las dos niñas bañadas y en pijama, llega la hora de salir el niño y el padre que no llega, así que rauda y veloz cojo a la pequeña le pongo un abrigo la meto en el saquito y a la silla, cojo a LaMediana le pongo unos playeros un abrigo y corro hacia el gimnasio mientras rezo para no encontrarme con nadie. Pues justo ese día cuando vuelvo con ellos ya para casa, con los tres, a la niña en pijama, playeros y abrigo azul marinero le sumas un judoca sudoroso, me encuentro con media ciudad incluida esa tía tuya que no quieres que te vea con esa pinta y que sabes que antes de que llegues a casa ya toda la familia, incluida tu madre, sabe que vas con los niños por la calle con pintas de cualquier cosa....
    No lo olvidaré en la vida, ella creo que tampoco....
    Besines guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal que la pequeña iba en la silla dentro del saquito y pasaba más desapercibida ....

      Eliminar
    2. Jajajajaja, es que me lo imagino perfectamente, la ley de Murphy total. No falla, un día en toda tu vida que no te peinas y encuentras a medio mundo,jejeje, y aplicable a situaciones con niños.
      Besos, me ha encantado la anécdota.

      Eliminar
  7. La verdad es qeu me has hecho reír con las anécdotas. Es posible que en el viaje fuera un tostón y que lo de los uniformes también fuera un rollo, pero ahora en la lejanía seguro que os reís de eso. Un besillo guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!! Si, ahora la verdad es que nos reímos pero en el momento, ayyy que desastre me sentí. Un besito guapa.

      Eliminar
  8. jajja vaya tela... en el momento se pasa fatal cuando te ocurren cosas asi, luego con el tiempo te lo tomas a risa!

    yo tengo una toalla roja del bershka que cada vez que la lavo parece que alguien se ha desangrado jajaja

    un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejej, las toallas hay que comprarlas en tiendas de hogar, tras mil percances he llegado a esa conclusión, cada cosa es su sitio,jajajaajaj. Besos guapa.

      Eliminar
  9. Jajaja, qué bueno, sobre todo las conclusiones xD
    Pero a ver, que lo de desteñir la ropa le pasa a cualquiera! y lo otro en absoluto culpa tuya, no veo qué otra cosa podías hacer... Yo no recuerdo que me haya pasado nunca nada así pero creo que me tiraría de los pelos, qué horror!
    Bsitoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje, las conclusiones son fruto de la desesperación,jejeej.
      Si, si ropa le destiñe a cualquiera pero es que en aquella excursión, que era un concurso de colegios salieron enel periódico, enn la tele local, nos vendieron fotos, y ellos estaban todos roñosos.
      Y lo de los zapatos es lo más raro que me pasó en la vida, nunca lo entenderé. Un besito y gracias por comentar.

      Eliminar
  10. ajajjajja, ay qué buena eres!! unas risas no vienen nada mal. Lo de la anécdota de la toalla me imagino cómo tuvo que quedar todo, vaya desastre y lo de las chanclas...vaya frescos los del hotel( eso es que os las escondieron ellos). Ha sido un post muy divertido. Bss:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Si, yo creo que en el hotel me cogieron los zapatos porque otra explicación no encuentro, es un misterio que de verdad, grrrr.
      Lo de la toalla, mis hijos en unconcurso todos roñosos, que fue la tele local y el periódico, ainnnns, me sentía un desastre. Un besito.

      Eliminar
  11. Esas cosas dan una rabia que te mueres. Toda una vida cuidando las cosas para que queden bien y precisamente el día menos indicado va y todo sale del revés.
    Lo de los desteñidos yo creo que nos debió pasar a todas alguna vez y que toda una colada se quede del color de la toalla es tan habitual que yo aprendí a comprarlas sólo blancas y las de la playa van a la lavadora con cosas de colores oscuros para no llevarme sustos.
    Lo del hotel en Francia fue toda una jugarreta, a saber lo que habrá pasado.
    En fin que ahora te lo tomas a risa y es lo que importa.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es la ley de Murphy total, el peor día es el que todo se estropea.
      La verdad es que lo de las toallas puede pasar, pero claro, encima coger una en los chinos solo se me ocurre a mí.
      Y lo del hotel es algo rarísimo, a día de hoy no tengo explicación.
      Un besito y si, hoy ya me río aunque cuando veo las fotos del cole no te creas, me siento mal,jeje.

      Eliminar
  12. Cada día estoy más seguro que lo que nos ocurra hoy...será risa para mañana!! jajajajajjaja...que risa al leer tu post!!...ayy....hay que ser siempre optimista, pase lo que pase!! múa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno, es verdad, me lo palico, lo que nos ocurra hoy será la risa de mañana!!!!!
      Me alegra que te rieras. Un besito.

      Eliminar
  13. Jajaja en el momento no nos hacen gracia pero pasado un tiempo son muy gracioas.besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje, si, con el tiempo todo se vuelve más gracioso. Un besito y gracias por comentar.

      Eliminar
  14. Bueno en Francia los españoles también seremos guiris no?? jajaja
    Lo que me he reído con tus entradas, la verdad que hacen gracia en perspectiva porque cuando te pasan da mucha rabia.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejej, si, va a ser que allí seremos guiris.
      Me alegra mucho que te hayas reído. En el momento con lo del cole me sentía fatal y en el hotel, usando todos loas mismas chanclas en la ducha y luego viendo a mi marido con ellas por la calle o conduciendo me parecía de lo más depre,jejejeej. Un besito.

      Eliminar
  15. jajaja he llorado de la risa. No te preocupes, esas cosas nos pasan a todos. Bueno, lo del cole no porque no tengo hijos. Pero lo del desteñido, intentar arreglarlo y que se te quede la ropa pasadita sí. No sé si lo conoces, hay unas toallitas antidesteñidos. Las metes en la lavadora y absorben el tinte de las prendas que destiñen. Pruébalas, van muy bien.
    Oye, que los españoles en Francia somos guiris jajaja
    Me ha encantado el post. Gracias por alegrarme el lunes. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje, me alegra haberte divertido.
      Ahora si conozco las toallitas, cuando me paso eso no, pero además a quien se le ocurre lavar una toalla de los chinos con la ropa blanca, ainnnns.
      Si, creo que en Francia todos somos guiris.
      Besitos y gracias a ti por leerme.

      Eliminar
  16. Muy divertido!,(aunque entiendo que en su momento no lo fuera ). Un placer leer algo que despierta la sonrisa. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te uste. Un besito y gracias por leerme.

      Eliminar
  17. Menuda faenita hacen los desteñidos en la lavadora, yo soy especialisa. Mi marido era militar y a veces sus calcetines y shorts blancos salían rosas, jeje, que mal rato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, me imagino a un militar con calcetines y shorts rosa,jejeje. UN besito.

      Eliminar
  18. jaja ains, a veces las cosas nos pasan en el peor momento!! pobres los niños tapaditos hasta arriba. Cojo totalmente tu consejo y nada de toallas en el chino xD un besazo guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, eso tenlo presente, toallas en el chino nunca.
      Un besito.

      Eliminar
  19. jajaja que risa, me lo he pasado genial, a mi lo de la lavadora me ha pasado tambien, que rabia que da

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje, veo que en lo de la lavadora no soy la única. Besos guapa.

      Eliminar
  20. Muy divertido el post y tomo buena nota de tus conclusiones. Un beso

    ResponderEliminar
  21. Ay la virgen, estoy por los suelos con la toalla de los chinos xDDD

    Qué gracia por favorrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr

    Jajajajaja

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje, si ahora sí, pero cuando veo las fotos me siento el desastre absoluto,jejeje.
      Besinos.

      Eliminar
  22. Jajaja oye gracias por los consejos tipicas cosas que te cuentan y evitas que te pasen a ti, yo fijo que hubiera pinchado con la toala de los chinos madre mia a mi me daria algo ade ver el resto de ropa.... La verdad es ue jno se pine a pensar g acaban saliendo perkas como estas jajaja todos tenemos un pasado jijijiji

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje, es que claro, nos insistieron en que las toallas tenían que ser corrientillas y la de los chinos estaba ahí, tan a la vista...yo casi muero, que horror!!!!!
      Siiiii todos tenemos un pasado,jajaja.
      Besos.

      Eliminar
  23. Wajajajajaja que risa me ha dado!!! que fantásticas tus historias Mari, sin duda que en su momento ninguna de las dos fue graciosa pero.ahora deben ser recuerdos graciosos para toda tu familia :-)
    Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje,es que con el tiempo vemos las cosas de otra manera.
      La verdad es que nos reímos, aunque con lo del uniforme me sigo sintiendo mal, pobres, achicharraditos de calor!!!!
      Un besito.

      Eliminar
  24. Jajajajaja no te quejes, después del mal rato ganaste unas anecdotas inolvidables, lo de los niños es una faena como madres que somos te molestara toda la vida.
    Gracias por hacerme reir con tus historias, besines !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, eso sí, anécdotas de esas que perduran.
      Me alegra muchísimo que te rías. Besos guapa.

      Eliminar
  25. Jajajajjajajaja me parto!!!! buenísimas las dos pero lo de las chanclas con calcetines de tu hijo jajajjajajaja

    ResponderEliminar
  26. Jajaja Bueno, me rio pero yo lo hubiese pasado fatal con la primera anécdota, yo creo que hubiese llorado...

    La segunda, ¿Qué se siente cuándo la gente te mirar raro por ser un típico guiri? jaja

    ResponderEliminar
  27. Jjajajaja. Son buenisimas estas anécdotas!!! Ahora que si tengo que llevar yo a mi peque con chanclas y calcetines blancos me da un parrús!!! Jajajajaja.

    ResponderEliminar
  28. Marigem a quien no le han pasado anecdotas para despues reirse a tiempo pasado, aunque en el momento no lo sea tanto. Mil anécdotas te puedo contar que si empiezo me dá para tres post. No eres la única que le pasan cosas, pero si podria ser que la gracia con las cuentas nos sacas más de unas risas. Un abrazo

    ResponderEliminar
  29. Jajaja me acuerdo y aún me mondooooo

    ResponderEliminar
  30. pero no eres ni mucho menos mala madre por eso, mujer, son sólo contratiempos que surgen y de los que se aprende. ;)
    en el tema de los calzados, el recepcionista del hotel fue un poco borde invitándote a que llamaras a la policía. esa aparición y reaparición misteriosa de vuestros zapatos me recuerda un poco a cuando le robaban una bota y luego se la devolvían a uno de los personajes de 'el sabueso de los baskerville' de arthur conan doyle, para conseguir una muestra de sus huellas.
    lo de la toalla, por asociación de ideas me ha recordado a una cosa que me pasó. hace mucho tiempo, en una época de mucho estrés en el trabajo, se me ocurrió ir a una sesión de spa. y cuando volví, no sé cómo mi madre descubrió mi bañador mojado antes de que me diera tiempo a meterlo en la lavadora. y me dijo con mucha ironía: "ese bañador es de cuando ibas a la piscina del colegio? me extraña que en diez años aún no se haya secado". :D
    besos!!

    ResponderEliminar
  31. Que p***** con el uniforme del colegío. Mis hijos usan y con lo que vale si encima tengo que comprar otro me muero. Ahora a la distancias te meas de la risa pero en el momento tuvo que ser de morirte. Besos

    ResponderEliminar
  32. No hay cosa que me dé más rabia que cargarme la ropa en la lavadora... Por suerte, creo que sólo me pasó una vez y al final lo pude solucionar volviendo a lavar la prenda (de potra que tuve).
    Creo que no me ha tocado ir nunca hecha realmente un cuadro pero nunca se puede decir nunca. Besotes!!

    ResponderEliminar
  33. Leí las entradas en su momento y sigo pensando que lo del desteñido amarillo vaya lío y vaya fastidio!!
    Besos

    ResponderEliminar
  34. pero divertido fue, jajaja, estas cosas al final cuando pasa el tiempo te acuerdas siempre y te ries.

    ResponderEliminar
  35. Me ha encantado el post de lo más divertido!!! en fin que cosas que pasan!!!! que luego siempre resultan anecdóticas y despiertan sonrisas...


    Besos

    ResponderEliminar
  36. Qué buenas las dos anécdotas!!! Me has alegrado el día pensando en que es peor ir por Francia en chanclas que ir con dos botines de diferentes colores como me pasó un día a mí, al salir a trabajar de madrugada y a oscuras, por no hacer ruido en casa ni encender luces "innecesarias", jajaja.

    ResponderEliminar
  37. jajaj y lo que te tienes que reir cada vez que ves las fotografías, no debe tener precio! La verdad es que a veces suceden pequeñas averías que se convierten en anécdotas y que te ríes a gusto recordando!
    Yo no tengo ninguna reseñable. O al menos no la recuerdo, pero ya me acordaré de sacarla en fotos para asegurarme de no olvidarla si me pasa algo jaja
    Al consejo de la toalla de los chinos si que te hago caso!
    Intrigadísima me he quedado con como aparecieron los zapatos y donde estaban!
    Un besazo preciosa!! Qué tengas una semana genial!!

    ResponderEliminar
  38. Jajajaja...no sé qué me pasó el lunes que me perdí tu post, pero lo acabo de ver y menos mal, qué me he reído!
    Un besazo, guapa!

    ResponderEliminar
  39. Jajajaja, lo de los zapatos seguro que fue una broma del recepcionista, vaya tela.
    No sabía que había desteñidores.
    Vaya familia, jajajaja.
    Besos.

    ResponderEliminar
  40. Muy fuerte lo del hotel.
    Soy una maniática del calzado así que para mi hubiese sido lo peor.
    ¿Qué gran premio de F1 hay en Francia?

    ResponderEliminar
  41. ¡Ahhh!...que la anécdota puede ser anterior al 2008.

    ResponderEliminar
  42. Jajajajajajaja, guiris a topeeee, ayyy esas fotos tienen que ser la caña,, de recortar los pies nadaa ¿y lo que os reís ahora al veros?, qué arte!
    Un besoo preciosa

    ResponderEliminar
  43. Je,je,je La vida sin duda es la acumulación de estos momentos. Todo lo demás es olvidable. Muy divertidas situaciones, sobre todo desde la distancia. ¡Saludos!

    ResponderEliminar