jueves, 10 de agosto de 2017

Jueves reflexivo; hermanos.

Refexión del jueves; hermanos.

Hola a todos y bienvenidos un jueves más. ¿Qué tal estáis? Ya sabéis que el post de hoy lo escribo sobre la marcha, está casi sin corregir y mi gatito me acompaña y me inspira mientras escribo y me tomo un café bien caliente.

La verdad es que hoy no sabía de qué hablar, ya llevo bastante más de un año con esta sección y se me agotan los temas, pero no sé porqué a mi mente ha venido una palabra; hermanos.

Así que hablaré sobre esto pero siempre desde mis vivencias, claro, cada persona seguramente opinará una cosa.

Si he tenido claro algo en la vida cuando decidí ser madre, es que si era posible y no había ninguna complicación tendría más de un hijo.

Yo solo tengo una hermana con la que me llevo algo más de un año, y a mi madre le costó un aborto y mucho sufrimiento tenerla, pero pensaba como yo y no quería que creciera sin compartir mi infancia con otro niño o niña. Y no tuvo más porque verdaderamente no pudo, pero mis padres querían otro más.

Y aunque somos como el día y la noche mi infancia fue plenamente feliz porque pude compartirla con ella.

Recuerdo días de verano llenos de risas, los planes que hacíamos cada noche para que el día siguiente fuera aún mejor, los secretos que compartíamos y que no contábamos a nadie, que en el cole nadie sabía y que eran tan tan geniales.

Siempre inventábamos juegos que nos gustasen a las dos, yo era de muñecas y cocinitas y ella era ligeramente más salvaje(leed aquí mis traumas con ella) así que jugábamos a cosas intermedias, juegos de mesa, adivinanzas, esconder cosas, lo que fuese.

Si íbamos a pasar el día a la playa con mis padres lo mejor era jugar juntas en el agua o después de comer jugábamos a la pelota, al tenis o a coger cangrejos y anguilas para observarlos.

infancia

infancia
Éramos muy felices,




Si estábamos en la finca nos encantaba columpiarnos una a la otra a lo bruto, y en lugar de usar los columpios que nos habían regalado lo hacíamos con unos de cuerda colgados de un árbol. O nos subíamos a los árboles a comer cerezas.

Y compartimos nervios en la noche de Reyes, ilusión en las Navidades y siempre se nos ocurría algo divertido cuando íbamos de vacaciones, nos encantaba gastar bromas y hacer tonterías.

Mi vecina siempre decía que en mi casa solo se oían risas, era un poco exagerada porque también nos peleábamos y nos dedicábamos a dar sustos, pero mayoritariamente siempre estábamos jugando, cantando y riendo.

Fuimos totalmente felices.


Luego llegó la edad del pavo y con ella las peleas por usar el baño grande, y por los póster de las revistas que comprábamos a medias pero entonces, tras duros chantajes y regateos tales como si me das tres fotos de éste y tu barra de labios de brillo yo te doy el póster del otro, llegábamos a algún trato y al final nos íbamos juntas de concierto.

Y juntas nos poníamos perdidas de autobronceador como ya os conté, y nos hemos hecho desgracias en el pelo por listillas en la pelu, y hemos comprado una moda noventera espantosa que intercambiábamos.

Y el tiempo pasó y nos hicimos mayores, y siempre estamos ahí, a veces discutimos, claro, pero estamos ahí y este último año no habríamos podido tirar la una sin la otra.

Aquí estamos todos, al a derecha mis hijos y a la izquierda mi hermana y yo con ellos y mis padres, siempre todos juntos.


Mi madre ahora no tiene padres, ni marido, y aunque nos tiene a nosotros y bastante familia su hermano es su hermano. Y yo lo siento así también. Mi tío es el que llega de repente a casa con un regalo, el que llama a las doce de la noche porque de repente se ha preocupado, y el que nos trae un café de una tienda especial porque hace años le dije que me gustaba.

Mi marido tiene muchos hermanos y sin ellos la vida de mis hijos habría sido distinta. Tienen muchos primos y han crecido rodeados de niños, de cumples y de reuniones familiares. Y de peleas por el balón, el trozo de tarta con más chocolate o el mejor sitio en el cine, pero eso es la sal de la vida. 
Y aunque son mayores siguen viéndose, siguen quedando y algunos comparten amigos, los de edades parecidas.

Y mis hijos...esos que tuvieron tantos primos  también son grandes hermanos y aunque son chico y chica se parecen mucho, tienen los mismos gustos en muchas cosas y aunque son también bastante independientes, han compartido tanto, pero tanto, que siempre dicen que no se imaginan la vida sin el otro.

Por supuesto hay gente plenamente feliz sin hermanos, eso depende de muchísimas más cosas, de hecho yo no creo que la felicidad se deba o no a tener hermanos, la felicidad es otra cosa pero en nuestra familia, los hermanos han sido el complemento a esta felicidad que por momentos vamos consiguiendo.

Toda la vida juntas.

Recuerdo a una persona de mi familia que tuvo muchos problemas para tener a su segunda hija y mucha gente le decía que ya había cumplido con uno, y ella siempre respondía que no es cuestión de cumplir y que su hijo mayor no quería se quedase sin saber lo que es un hermano.

Claro que no siempre es viable tener más hijos, a veces por razones de salud, o separaciones, problemas de economía o por mil motivos, hay cosas que no podemos controlar. Y también hay hermanos que no se portan bien, o que no se entienden, o que por culpa de herencias acaban distanciadas.
La vida es muy larga y a lo mejor yo misma con el tiempo acabo mal con la mía o mi marido con los suyos, las cosas no están aseguradas para nadie pero hoy por hoy creo que un hermano siempre suma y hace que la vida sea maravillosa.

Ya conté alguna vez que hace unos años mi prima, con 35 años falleció. Su marido y su hijo han sufrido muchísimo, pero como me decía su hermano el año pasado en el funeral de mi padre; "A veces las personas, con los años rehacen la vida, eso no quiere decir ni mucho menos que olviden pero encuentran otro corazón que les consuela, y los hijos crecen y asumen que los padres se van antes en cambio yo no lo asumo así y nunca voy a poder reemplazar a mi hermana."
Y tenía toda la razón.

Para ir acabando diré que en mi caso particular la vida ha sido mejor con mi hermana, y mis hijos han tenido una infancia feliz entre otras cosas por eso mismo, por tener hermanos. Nunca han estado solos, han compartido juegos, risas, peleas y ahora comparten conciertos, películas e incluso van juntos al coro, y se apuntaron ellos solos, no es algo que les haya dicho yo como cuando eran peques.
Y que su padre tuviese tantos hermanos ha hecho que tengan muchos primos, es todo un círculo y al final nos ayuda a estar rodeados de gente.

Creo que cada familia es un mundo y mucha gente vive genial sin hermanos, no todos queremos lo mismo y eso es lo mejor, sino el mundo sería aburridísimo, pero en mi caso y en el de las personas que me rodean los hermanos han sido compañeros de risas, de secretos, de peleas y yo creo que nos ayudan a desenvolvernos en el mundo.

Y me parece genial tener a alguien a quien querer de una forma tan desinteresada, aunque con el tiempo los caminos se separen un poco, unos se casan, otros emigran o tienen horarios imposibles, pero los hermanos siempre están ahí, y en mi caso, especialmente este último año, sin mi hermana y los hermanos de mi marido nada habría sido igual, ellos tiraron de mí muchas, pero muchas veces.

Bueno, pues hasta aquí el post de hoy que se me ha hecho tarde, he tenido que parar un par de veces, cosas del directo,jejeje, y como siempre empiezo a hablar y no llego a ninguna conclusión, pero es que me ha apetecido compartir estas cositas que vienen a la cabeza mientras desayuno y acaricio a mi gato, y por cierto él también tiene hermanos y se quieren mucho.

Este post lo escribí hace año y medio, lo he rescatado porque me ha resultado imposible escribir nada y ya sabéis que el post improvisado me gusta que sea eso, improvisado, no lo hago por adelantado.
Mil gracias a todos por leerme.

Mil gracias por leerme y nos vemos mañana.
Y vosotros; ¿Tenéis hermanos?¿Os lleváis bien?¿Creéis que habríais sido más felices con hermanos, o sin ellos, según el caso?


Hasta mañana!!!!!!!

42 comentarios:

  1. La primera que leo que la gusta que el post sea recién hecho; a mi igual, recién salido del horno y me miran... aunque de vez en cuando rescato y añado, modifico. Y tu entrada de hoy me ha encantado como hace año y medio no te conocía pues para mí es nueva. feliz jueves

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Me alegra mucho que te guste, la verdad es que yo la he puesto tal cual, con sus fallos y su todo, jejeje.
      Besos.

      Eliminar
  2. Yo soy la tercera de 5 hermanos, así que siempre quise tener por lo menos dos hijos, pero después de los problemas del nacimiento de Alejandra (no sé si habrás leído su página.. en pestañas Alejandra) y la enfermedad de Julián, y por supuesto mi edad, al final se ha quedado en hija única... la vida es lo que tiene, no siempre te da lo que quieres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Ay no sabía nada, ahora lo he leído, bueno lo de la enfermedad ni idea, no lo he visto pero lo de la niña...durísimo.
      Lo importante es que sois felices, tener hermanos es maravilloso pero no es imprescindible para ser feliz, no hay un único modelo de vida.
      Besos.

      Eliminar
  3. Hola Gema yo no tengo hermanos y además de criarme sola lo hice en el campo. Mi vida por supuesto hubiese sido diferente no hay duda. Hubo un tiempo que lo eche de menos, en mi adolescencia, pero las circunstancias nos han hecho ser como somos ahora. Me encanta que hayas compartido estos momentos familiares. Buen día linda 😄😘😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eme.
      Claro, las circunstancias nos hacen ser como somos, tener hermanos no es un requisito imprescindible para ser feliz, pero en mi caso ha sido un pilar en muchos momentos.
      Muy buen día para ti también.

      Eliminar
  4. Yo soy el tercero de siete, nada menos. Coincido totalmente contigo. Me parece una gozada tener hermanos y creo que ellos piensan igual que yo. Incluso mis padres, que son los que verdaderamente han renunciado a casi todo por nosotros, se han mostrado siempre felices por tenernos. Los hermanos, además, educan mucho. En mi casa siempre había ambiente, pero no solo por nosotros siete sino porque era con frecuencia el lugar al que acudían amigos de unos y otros.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Siiii, ese ambiente con los amigos es genial, y es cierto, educan, lo has explicado fenomenal.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. No sabes cómo comparto todo lo que dices. Yo tengo una hermana que ha hecho mi vida más fácil y alegre. Aunque nos llevamos cuatro años y la infancia la compartimos muy poco, a partir de sus catorce y mis dieciocho, comenzamos a acercarnos y cada vez se fue notando menos la diferencia de edad. También somos muy diferentes, pero somos las mejores amigas, siempre nos hemos guardado secretos y tapado ante nuestros padres. No sé que sería de mí sin ella.
    Yo solo he tenido un hijo, pero afortunadamente, su padre se encargó de darle dos hermanos (nos separamos cuando él tenía dos años y nos volvimos a casar cada uno por su parte), con los que se lleva de maravilla y eso me deja tranquila porque sé que esa parte la tiene cubierta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Me alegra que pensemos igual.
      Qué bonito que os guardaseis los secretos.
      Y lo de tu hijo también es genial, tiene dos hermanos y como bien dices, eso lo tiene cubierto.
      Besos.

      Eliminar
  6. Me gusta que rescates post de vez en cuando.
    Las relaciones entre hermanos son complejas, pero muy enriquecedors; y, como dice el refranero español, "Entre amantes y hermanos, mejor no meter las manos".
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, qué bueno, me lo apunto que no lo conocía.
      Besos.

      Eliminar
  7. Yo le llevo a mi hermana 6 años y medio y, aunque ahora es mi mejor amiga, apenas jugué con ella de pequeña. Por eso tuve a mis hijas más seguidas y en ellas sí veo esa felicidad que nos cuentas y es fantástico.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, 6 años y medio se notan pero es genial de todas formas tenerla, a qué si? Y tus niñas han vivido esa felicidad, es genial.
      Besos.

      Eliminar
  8. Yo me llevo 10 años con mi hermana y al principio jugaba conmigo. Luego ya pasó de mi un tiempo, jajaja. Nos llevamos como el perro y el gato, pero nos queremos que lo importante.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, claro, lo importante es quererse.
      Besos.

      Eliminar
  9. qué bonitas fotos! las bromas entre hermanos, luego resultan muy entrañables cuando se recuerdan de adultos. he leído la entrada que has enlazado. es verdad que ese muñeco de miliki da un poco de miedo, jeje.
    con carácter general, diría que es mejor que los hermanos se lleven poco tiempo, aunque eso es relativo, ya que hay hermanos que se llevan mucho y están muy unidos. por otro lado, hay hermanos que tienen un carácter muy parecido y otros que son como el día y la noche. cada caso es un mundo.
    besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!!!
      Siii, las bromas con el tiempo son graciosas. Miliki daba cosa, me lo dieron con tanto cariño...pero daba cosa.
      Y lo de los hermanos es relativo, mi hermana y yo o mis hijos hemos encontrado cosas en común, mi marido en cambio se lleva mejor con los hermanos con los que hay más distancia, pero tú lo has dicho, cada caso es un mundo.
      ¡¡¡¡Besos!!!!

      Eliminar
  10. Qué entrada más bonita Gema, ains… para mí la familia es súper importante, por eso me ha encantado leerte. Yo tengo una hermana, somos totalmente diferentes ella extrovertida y yo timidísima, pero mi vida a su lado ha sido y será siempre completa.

    He tirado hacia atrás en el blog para localizar una entrada que le dediqué hace tiempo (no estás para nada obligada a leerla) :)

    https://laquimerablog.blogspot.com.es/2015/09/mariposa.html

    Me parece muy importante decir a los que nos rodean lo que sentimos por ellos, alentar con cariño y afecto es un soplo de vida maravilloso.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay qué bien qu ete guste.
      Mi hermana y yo también somos diferentes pero me ocurre igual, la vida sin ella no sería lo mismo.

      He leído la entrada y es preciosa.
      Besos.

      Eliminar
  11. Yo tengo una hermana que nos llevamos 3 años, de niñas jugábamos juntas, ella siempre estaba enferma con urticarias y malas digestiones por lo que mi madre hacía muchos sacrificios para que un médico particular la mejorara, eso no quitaba que jugábamos juntas. Ya en la adolescencia cada una teníamos un grupo de amigas y yo era muy independiente y yo con 16 ya tuve novio y eso nos distanció. Pero siempre nos teníamos la una a la otra para lo que haría falta. Más adelante ella también se casó y se quedó a vivir con mis padres hasta que se pudieron comprar piso. Nuestros hijos jugaban juntos cuando estábamos en casa de mis padre, hasta que
    ellos se marcharon para otro barrio y yo vivía en el pueblo de al lado. Nos visitábamos o nos reuníamos en casa de los padres. Todo la relación fue bien hasta que mi padre enfermo y mi madre ya con Alzheimer tuvimos que cuidarlos. Empezaron los problemas que yo no puedo, que hoy te toca a ti, en fin que en un mes se murió nuestro padre y quedó mi madre que ya nunca pudimos dejarla sola. Eso es lo que nos fue distanciando porque mi hermana se negaba a cuidar a mamá y yo no que quedó otro remedio que quedarme a cuidarla en su casa y estuvo 9 años cuidándola con todo mi mimo y mi cariño, con la ayuda de mi marido. Cuando murió mamá , todavía nos distanciamos más y hoy ya hace ya 15 años y no nos hablamos. Yo si he intentado en acercamiento pero ella no da su brazo a torcer. Así que con todo mi pesar es una triste historia que no se si llegará para escribir una novela o novelón. Ahora que yo tengo dos hijos espero que nunca llegue a enemistarse por nada del mundo. Mis hijos han jugado juntos y se llevan bien pero con 7 años de diferencia. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mamen.
      Ay qué difícil es a veces llevarse bien.
      EN mi caso el fallecimiento de mi padre fue repentino y no hubo lugar a peleas ni a nada. No sé lo que puede pasar en un futuro, me da miedo hablar, porque lo que te ha pasado a ti pasa mucho.
      Es una pena que no cediese un poco ya que tú lo has intentado.
      Seguro que tus hijos no van a enemistarse, ya lo verás.
      Besos.

      Eliminar
  12. ES PRECIOSO, que buenos recuerdos familiares

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, la verdad es qu etengo muy buenos recuerdos.
      Besos.

      Eliminar
  13. No siempre me he llevado bien con mi familia (los quiero mas bien de lejos) pero con mi hermana es diferente, es como una amiga que siempre me apoya y esta ahi para lo que necesite, somos diferentes, pero a la vez nos sorprendemos porque pensamos lo mismo (o vestimos igual, jeje) Vamos, que no se lo que haria sin ella. Me la has recordado mucho con este post asi que te doy las gracias :) Que bonitos son estos improvisados!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Claro, a veces con la familia las cosas no salen bien.
      Qué genial que la tengas a ella, me alegra mucho y gracias a ti por leerme y comentarme siempre.
      Besos y mil gracias por tus palabras.

      Eliminar
  14. Que bonito el post, me ha encantado. Yo soy la mayo de tres hermanos y la verdad hemos compartido muchas cosas de pequeños y ahora disfrutamos mucho cuando nos juntamos. Besitosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias!
      Qué chulo ser tres, mi madre no pudo más pero nos habría encantado.
      Besos.

      Eliminar
  15. Hola guapa, me encantan tus reflexiones, verdaderamente sirven para reflexionar y es algo que me encanta. En mi caso, yo tengo un medio hermano pequeño y le saco 8 años y medio, y aunque le quiero con locura y le veo siempre que puedo (mi padre y su madre hace años que ya no están juntos), imagino que la relación hubiese sido distinta si hubiésemos crecido juntos. Mi madre es hija única, y mi padre tiene dos hermanos pero solo uno ha tenido hijas: mi primera prima nació cuando yo tenía 25 y solo la he visto dos veces, y a la segunda ni siquiera la conozco. Por suerte tengo amigos desde la infancia, desde muy chiquitita, y ellos son como mi familia ya que a mi familia de verdad no estoy muy unida. Siempre he dicho que, cuando sea mamá, tendré más de un hijo para compensar eso. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Ay qué chulo tener un hermano al que quieres tanto.
      Ay lo de los primos es que aveces es complicado pero como bien dices, tienes esos amigos de siempre y hay amigos que son más que eso, son familia.
      Besos y seguro que tienes unos hijos maravillosos.

      Eliminar
  16. Un tema interesante, yo tengo dos hermanos, y la verdad, recibir la llegada del chico después de once años la recuerdo con mucha ilusión. con mi hermana me llevo bien, digamos que tenemos diferentes formas de ver la vida, la verda dcuando me ha hecho falta siempre la he tenido ahí y ella fue la qu emas me ánimo a seguir con mis planes a pesar del fallecimiento de mi padre, y qu eno alterara nada, y me apoyo. La verdad tenemos nuestras diferencias pero se que siempre voy a tenerla a ella lo mismo que ella a mi.
    La verdad cuando nació jorge quise darle otro hermano para que precisamente no estuviera solo, pero mi ex y yo nos separamos y ya no hubo oportunidad, y mi ex se volvió a casar y tiene una niña ahora de seis años que jorge adora, de modo que por lo menos el día de mañana tendrá a alguien y no estará tan solo, y la verdad la niña adora a su hermano, el fue la que la llevo al cine cuando cumplió cuatro años por primera vez con el dinero que había ahorrado y todos los cumples esta ahí, en fin que tener hermanos esta muy bien, cuando me pongo a pensar que mi chico fue hijo único y al morirse sus padre sno tiene a nadie me da una pena.
    Gracias siempre por traernos estos jueves tan chulos. Me voy a seguir disfrutando de las fiestas que parece que a llegado la calma después de quedarme sin concierto anoche y la lluvia a dado una tregua, espero qu esiga así durante la tarde. besos Gemma, nos leemos pronto y a ver si publico pero tengo invitados en casa y casi no paro, aunque ya tengo dos temas en la lista pendientes de públicar. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Tere!
      Ay qué chulo haber vivido el nacimiento de un hermano, es lo único que echo de menos, que no recuerdo el de mi hermana ni mis hija el de su hermano.
      Y me parece genial que tu hermana te apoye aunque penséis diferente, los hermanos no tienen que ser clones, pueden pensar distinto pero apoyarse.
      Ayyyyy jorge qué adorable llevando a su hermana al cine con sus ahorros.
      Y tu chico...jo pobre, quedarse solo es duro pero te tiene a ti.
      Gracias a ti por leerme y disfruta mucho de las fiestas.

      Eliminar
  17. Siempre me encanta leerte,tengo una hermana tree años mayor y hemos compartido muchas cosas,sin duda no lo cambio por nada.Muy bonito post!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa y enhorabuena por esa hermana.
      Besos.

      Eliminar
  18. Siempre me encanta leerte,tengo una hermana tree años mayor y hemos compartido muchas cosas,sin duda no lo cambio por nada.Muy bonito post!
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. que bonito, las vivencias que se tiene en la infancia rodeado de hermanos y primos es muy especial. Yo no tuve la suerte de tener hermanos pero si mis primos y primas que casi como si lo fueran :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, eso creo, que son vivencias únicas.
      Qué bien que tengas tan buena relación con tus primos, es genial.
      Besos.

      Eliminar
  20. Que hermosa reflexion! tenes ess fotos de antes, de momentos vividos es impagable. Yo tambien tengo fotos asi. Nos transportan al momento justo. En cuanto a los hermanos, tengo uno mayor. Y lo tengo a la distancia. Eso hace que no sea tan fluida la relacion. Me hubiera gustado tener mas hermanos, pero bueno agradezco que la vida me haya dado al menos uno.
    Un beso enorme y muy conmovedora esta reflexion...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias!
      Es que esas fotos, auqnue no tienen una gran calidad atesoran momentos únicos.
      Claro, estar lejos dificulta las relaciones pero seguro que está ahí cuando lo necesitas.
      Besos.

      Eliminar
  21. Yo me llevo mucho con mi hermano por lo que no hemos compartido mucho ya que eramos generaciones muy distintas, eso me decidió a que mis hijos se llevaran poco para que pudieran compartir infancia. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Tú eres de las mías, de hijos seguidos.
      Besos y feliz finde.

      Eliminar
  22. Hola preciosa!
    Justo esta semana tuve una conversación de este tema con mi mejor amiga. Y es que ella tiene dos hermanos y no concibe la vida sin ellos. Supongo que como comentas es algo muy personal. Porque yo soy hija única y me encanta serlo. Tuve una infancia plena y feliz y no creo que hubiese sido mejor con hermanos. Tal vez igual de feliz si, pero no más. Además, me pasa con la gente que conozco que tienen hermanos, que no toleran la soledad. Y a mi me encanta y disfruto muchísimo de ella.
    Supongo que cada uno tiene su forma de percibir las cosas y ninguna es mejor que otra. Entiendo perfectamente tu manera de ver las cosas y si la relación son los hermanos es buena, siempre son un punto de apoyo importante, además de ser básicos en los malos momentos.
    Qué bonitas las fotos! Me encanta que a través de ellas nos muestres un pedacito de tu vida.
    Un besazo enorme Gema!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...