jueves, 15 de junio de 2017

Reflexión; superar el dolor.

Jueves reflexivo; el tiempo del duelo.

Hola a todos y muy bienvenidos. ¿Qué tal va la semana? A mí me ha pasado rapidísimo, ufffff, demasiado.

Hoy vengo con un post improvisado, como todos los jueves, así que aquí estoy, con mi café bien caliente y con mi gato que no para quieto, y pensando un poco en el tema de hoy, que como siempre, va sobre la marcha.
Y sin más rollo empezamos.


Hace unos días recibimos la noticia del fallecimiento repentino de un conocido, y claro, ha sido una jarra de agua fría.
Ese día, en el tanatorio, algunas personas criticaron la actitud de un par de familiares, al parecer la única actitud correcta es llorar desgarrado. Y a mí me hizo pensar.

Bueno, lo primero es que nadie debe criticar, y menos algo así, pero dejando eso aparte, me ha dado por pensar en la forma de sobrellevar el dolor de cada uno.

Yo misma soy de reacciones lentas. Cuando falleció de mi padre, tan de repente, no me lo creía, y el primer día, aunque fue duro, no se me veía derrotada y alguien qu eno me conociera podía pensar que yo no quería a mi padre cuando no hay nada más lejos de la realidad.

Mi hermana por el contrario empezó a llorar en el momento que hablamos con el médico y ya no pudo parar, y no es que ella lo quisiera más que yo.

Y mi madre en ese primer momento lo llevaba normal, estaba tan normal, perpleja y sin reaccionar, pero no lloró ni un momento.

Cuando pasaron unos días mi hermana empezó a sosegarse, ya se había desahogado y aunque lo pasó realmente mal, encontró fuerzas y logró tirar.

Yo, por el contrario empecé a estar peor, es que no quería ni levantarme de la cama, ni comer, ni nada, estaba fatal porque empezaba a tomar conciencia.

Y mi madre seguía igual, tirando de nosotras pero más o menos normal.

Cuando pasaron unos meses mi hermana y yo estábamos mucho mejor. No es que lo superásemos porque eso no se supera, pero estábamos aprendiendo a vivir con ello, en cambio mi madre estaba fatal, con una depresión que le produjo anemia y una situación anímica realmente preocupante.

Y es que cada uno somos un mundo y el dolor no todos lo asumimos igual.

A mis hijos esto les coincidió con exámenes, mi hijo sacó todo matrículas de honor y sobresalientes y luego tuvo un bajón moral terrible.

Mi hija suspendió, acabó en urgencias con un ataque de ansiedad pero cuando esto pasó y tras un tiempo pudo recuperar mejor.

Yo creo que el duelo hay que pasarlo, pero no todos lo pasamos en el mismo momento ni del mismo modo, y a veces, en situaciones críticas, vemos a alguien que ha perdido a un familiar que parece que no lo siente y la mayoría de las veces no es así, la respuesta suele ser simple; seguramente lo lleva por dentro o aún no lo ha asimilado.

cementerio-francia


Una conocida que perdió a un hijo de forma trágica en el funeral estaba normal, pero unos días después la ingresaron y tuvo depresión durante años, que en un primer momento no llorase no quiere decir nada, además en su caso le dieron tranquilizantes y no percibes bien la realidad.

Recuerdo que cuando sucedió lo de mi padre, unos días después, yo pensaba que nunca más iba a ver reír a los míos. Y meses después, en una conversación, mi hermana y yo nos reímos de tonterías, y sentí un alivio...puede parecer una tontería pero de verdad que mi dolor era tan inmenso que pensaba que no podría reír nunca más.

Al final todo pasa y con la ayuda de las personas que nos quieren  se supera, pero hay que pasarlo, el dolor no debe pasar de puntillas, hay que pasarlo y superarlo, cada uno como quiera y pueda.

No es mi intención hacer un post triste, todo lo contrario, pues yo, a pesar del vacío que me dejó mi padre soy feliz, disfruto de lo que tengo y valoro las pequeñas cosas que me regala la vida, todo se supera, aunque nos parezca que nunca pasaremos una etapa mala, aunque aún no tengamos cerrado un círculo y se abra otro, todo pasa y siempre podemos agarrarnos a lo bueno.

Y precisamente porque todo pasa y porque no todos lo pasamos igual me apetecía hablar de esto, porque no me gustó que juzgaran a alguien porque no lloraba a lágrima viva, cuando además sé que el dolor va por dentro, pero aunque no fuera así, no me gusta los que juzgan el dolor de los demás.

Bueno, como de costumbre se me van acabando las ideas y no se me ocurre por donde seguir, así que será mejor que lo deje.

Muchísimas gracias por leerme y perdonad que tenga tantos comentarios pendientes, entre la falta de tiempo y que ayer mis hijos tuvieron actuación con el coro y salí de casa a las seis y regresé a las once de la noche...es muy duro ser madre de la Pantoja, en mi caso con tíos, abuelos, tios-abuelos y amigos, somos todo el clan, jejeje.

Muchasgracias por estar ahí y nos vemos el sábado en el repaso semanal.

¡¡¡¡¡Hasta el sábado!!!!

54 comentarios:

  1. Buenos días guapa!

    Siento lo de ese conocido. Es curioso cómo reaccionamos diferente ante una situación como la que describes. Mi padre tenía 8 hermanos. El es el pequeño y tristemente ha tenido que ver cómo todos y cada uno de mis tíos fueron muriendo jóvenes. Así cómo tres de mis primos que fallecieron de cáncer y también eran más o menos jóvenes. El dolor y las reacciones se llevan de diferente manera. Yo, sin ir más lejos.... con el último primo que se fue al cielo hace un año... me dio pena. Pero no lloré por él, porque tampoco teníamos mucho roce.

    Que tengas un bonito día!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días.
      Gracias guapa, ha sido inesperado y triste.
      Yo creo que cada uno somos un mundo y nadie sabe lo que sufren los demás, como decía Carlitos(el de Viven) no se ha inventado un dolorímetro para saber exactamente lo que sufren los demás.
      Qué pena lo de tu padre, ami abuela le pasó más o menos lo mismo yes terrible ver como se te van los hermanos.
      Y lo de tu primo...da pena pero claro, siempre se sienten más unas personas qu eotras.
      Besos.

      Eliminar
  2. Es que depende tanto de tantas cosas... yo soy bastante llorona y necesito desahogarme pero en momentos así suelo ser bastante fuerte y estoy siempre pendientes de quienes creo que se pueden romper primero... Cada uno gestiona el dolor como puede y eso no se puede criticar.

    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Eso creo yo, que no todos somos iguales, unos lloran otros no y ninguno es mejor, y luego depende del momento, de lo inesperado...criticar algo así es terrible, y las que lo hicieron el otro día eran personas jóvenes, porqu esi fueran personas muy mayores yo ni le dab aimportancia pero la gente joven no debería ser así.
      Besos y feliz jueves.

      Eliminar
  3. Es que depende tanto de tantas cosas... yo soy bastante llorona y necesito desahogarme pero en momentos así suelo ser bastante fuerte y estoy siempre pendientes de quienes creo que se pueden romper primero... Cada uno gestiona el dolor como puede y eso no se puede criticar.

    Un besito

    ResponderEliminar
  4. Cada uno asimila, vive y supera el dolor de una manera. Criticar o dar lecciones de moralina es de ser muy cateto/a, a estas alturas en las que parece que todo el mundo sabe de psicología me sorprende que quede gente tan ignorante al respecto.
    Ánimo y lo siento, guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Opino exactamente igual y lo peor es que quienes criticaban el otro día eran personas jóvenes que se supone que deberían tener la mente abierta y libre de maldad.
      Un besito y gracias, ha sido muy inesperado y ufffff.

      Eliminar
  5. Cada persona es un mundo y exterioriza sus sentimientos de diferente manera, y al ritmo que necesita. No se puede juzgar ni pretender que todos seamos iguales. Yo también conozco un caso, el marido de mi mejor amiga, que cuando murió su padre, los dos hermanos estaban muy enteros en el tanatorio (fue un accidente de coche, así que muerte repentina) Eso no quiere decir que estuvieran bien, simplemente que necesitaban asimilarlo, o que aun no se habían creído el suceso. Después tuvieron el bajón, claro. Por eso creo que tienes toda la razón, cada uno es como es y se expresa como su cuerpo lo necesita. Un besito guapa!! Y siento mucho la muerte de este conocido tuyo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días!!!
      Claro, no hay un ritmo establecido y cada uno lo hace como puede.
      Lo del padre del marido de tu mejor amiga lo entiendo a la perfección, lo de mi padre fue inesperado, ocurrió todo en un día, y yo necesité mi tiempo par asimilarlo, y mi madre también, y eso no quiere decir que no nos doliera, al contrario, cuando chocas con la realidad es un dolor inmenso.
      Besos y gracias, ha sido muy inesperado, la verdad.

      Eliminar
  6. Quien cuantifica el dolor según el número de lágrimas que se derrama no tiene ni idea de lo que es sufrir ni sabe de nada. ¡Qué tontería eso de que quien no llora no sufre!
    Me ha venido a la mente esas plañideras que se contrataban hace muchos años en los entierros para que lloraran y dieran un espectáculo de tristeza.
    Dolor y lágrimas no tienen por qué ir juntos.
    Por desgracia yo también he perdido a gente muy querida y en algunos casos las lágrimas vinieron varias semanas después, en otros en el momento de recibir la fatal noticia y en otros nunca, pero el dolor siempre estuvo ahí; aún lo está.
    Besos, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Cuando lo escribía recordé precisamente a las plañideras, de hecho quería poner una foto muy chula que tengo pero no quería perder tiempo buscando porque este post me gusta publicarlo tempranito.
      Besos y totalmente de acuerdo contigo.

      Eliminar
  7. Los expertos hablan de varias fases del duelo, pero cada uno vive esas fases de forma distinta. Es una gran error tipificar a todas las personas como en un corsé. Cada cual tiene un temperamento distinto y expresa sus emociones de forma diferente. A la larga, todos sufrimos la pérdida de un ser querido con mayor o menor intensidad, pero el verdadero dolor vive en nuestro interior. Del mismo modo que el que más grita no es siempre el que lleva razón, el que más llora es necesariamente quien sufre más. Eso sí, tarde o temprano hay que llorar, es un desahogo necesario.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Lo has descrito genial, claro qu ehay que llorar, al final todos lo hacemos pero cada uno tenemos nuestros tiempos y nuestra forma de ser.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Buenos días!! A mí todos los días se pasan rapídisimo y este mes más que ninguno. Estamos liados con el cumple de Alejandra y uffff

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Sí que ha volado, es un mes que se volatiza.

      Eliminar
  9. Bueno yo creo que nadie debe criticar esas cosas porque es algo muy personal y distinto en todas las personas, independiente de que sea un duelo, una película o cualquier otra cosa de la vida, hay gente que es «llorona» por naturaleza y otras personas que lo son menos y de la misma forma que hay gente que tiene facilidad de llanto para una película y otras no pues igual lo demuestran en el resto de cosas de la vida, es al menos lo que siempre he pensado, no pienso que quien mas llora es quien más sufra, ni quien más lo sienta... ni muchísimo menos, y por otra parte pienso que es ley de vida el perder a nuestros padres y que la naturaleza es sabia y que volvemos a reír!!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Eso creo yo, que es inhumano criticar algo así, nadie tiene la respuesta absoluta.
      La naturaleza es muy sabia, claro que se vuelve a reír, pero te prometo que durante unos días yo pensaba que jamás me vería libre de tanta tristeza. Al final todo vuelve a su lugar.
      Besos.

      Eliminar
  10. sí, cada uno manifiesta y reacciona al dolor de una manera diferente. cuando un amigo/a pierde a su padre o a su madre, trato de ser especialmente cuidadoso con él aunque no parezca muy afectado, porque esas cosas se llevan por dentro.
    en general hay que tratar bien a la gente, porque hay personas reservadas que aunque no estén 'llorando' todo el tiempo, no sabes qué problemas o qué tristezas pueden estar atravesando.
    besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Eso pienso, nunca sabemos lo que sienten los demás así que no hace falta ir por ahí tratando mal ni criticando.

      ¡¡¡Besos y mil gracias por comentar!!!

      Eliminar
  11. Lamento lo de tu conocido.
    CAda cuál gestiona el dolor, como la alegría, como cualquier otra emoción, a su manera, y nadie es quién para criticar a nadie por no sentirlo o expresarlo como él.
    Yo, sinceramente, paso, bastante tengo con ver cómo surfeo la situación, como para preocuparme de qué hace otros, por sí mismos, o de cara a la galería, o incluso crticando o denajdo de criticar lo que haga o deje de hacer.
    Vive y deja vivir.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, ha sido muy inesperado y muy triste.
      Opino igual y no entiendo qu e la gente critique esas cosas, yo me quedé muy sorprendida, como bien dices bastante tenemos cada uno con gestionar lo nuestro.
      Besos.

      Eliminar
  12. Por suerte aun no he vivido de cerca nada de esto, pero lo que si se es que si tuviera que ir a un velatorio, lo ultimo que se me ocurriria es comentar si tal o cual esta llorando mas o menos... bastante mal lo estaran pasando todos, incluida yo si estoy ahi, como para tener comentarios alrededor. Para eso, de verdad, quedate en casita con tus comentarios...
    En fin, me alegro que tu estes bien, y gracias por traernos siempre estas reflexiones :) A por el finde!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Es que justo es eso, si vas a un sitio así no se critica si uno llora o no.
      Gracias a ti por leerme.
      Besos.

      Eliminar
  13. El dolor (tanto físico como emocional) es muy subjetivo. Nunca podemos saber cuánto le duele algo a alguien, así que esas comparaciones de "yo sufro más" me repatean. Aparte, si el otro sufre menos porque es más resistente o lo gestiona de otra manera, pues mejor para él, digo yo.

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, como dicen algunos de los supervivientes de Los Andes no hay un dolorímetro para saber a quien le duele algo má so menos ni quien sufre más o menos, y especialmente en el tema emocional y no físico.
      Exacto, mejor para él si es más resistente.
      Besos.

      Eliminar
  14. Cada cual muestra el dolor según su carácter y eso ni es mejor ni peor ni nadie sufre más que los demás. Yo lo que he visto, desgraciadamente en situaciones así que parece que se compite en las familias con todo, incluso a ver quien está sufriendo más. Yo soy de llevarlo todo por dentro, siempre me han dicho que eso es peor ya que tardas más en recuperarte, no estoy segura de que sea verdad pero es mi forma de ser y ya está. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Pienso igual, no hay nmada más triste que una competencia en algo así, a ver quien sufre más.
      Si, normalmente al llevarlo por dentro la recuperación es más lenta pero cada uno es como es, qué vamos a hacer.
      Besos.

      Eliminar
  15. Muy procedente esta reflexión. El fin de semana murió mi tía. Era la última hermana que le quedaba a mi madre. No tenía hijos y como familiares más cercanos pasamos día y medio sin salir del tanatorio. Las tertulias que allí se montaron fueron bastante animadas pues somos una familia muy animada. Mi tía tenía 88 años y estaba desde hace semanas muy mal. Hubo risas, muchas recordándola a ella, y hubo un cierto ambiente relajado y distendido.
    Ahora mi madre está muy triste y dice que la echa muchísimo de menos. Ya le he dicho que es el duelo que tendrá que pasar y pasará.
    Vamos que, como dices, el duelo cada uno lo pasa de una manera distinta. Yo a esa gente que llega a un tanatorio y empieza a llorar aunque el muerto sea el cuñado del vecino del quinto (que los hay y los conozco), no puedo soportarlos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Yo viví algo parecido con una tía de mi madre hace años, solo nos tenía a nosotros y era muy mayor. Pillamos la fiesta mayor en Gijón y como quería el funeral en la iglesia mayor pues nos tragamos dos días y pico de tanatoria y no es que estviésemos de boda gitana pero se hablaba, la recordábamos...era un ambiente distendido.
      Mi abuela luego se quedó muy triste, claro, pero eso hay que pasarlo.
      Besos y yo tampoco soporto a las plañideras de turno.

      Eliminar
  16. Cada persona vive su duelo de distintas maneras, unos están más enteros en el primer momento y después se derrumba. Otros lo superan mejor y hay quien llora y quien no. Eso no significa que no lo sufras y no quieras a la persona que fallece. Yo por ejemplo no lloré cuando murieron mis padres pero si lloré cuando se murió una prima de mi edad. Incluso tuve que tomar durante un tiempo una pastillita para ayudar a superar. Con mis padres puede que por edad lo lleves mentalizado. Y yo convivo con la muerte por mi trabajo muy a menudo y siempre se siente el fallecimiento de un paciente. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, es que cada uno somos un mundo.
      Claro, lo de tus padres era algo que te esperabas, aunque fuera muy duro y tu prima, siendo joven...a mí se me murió una con 35 años y se me sigue haciendo imposible nombrarla.
      Besos Mamen.

      Eliminar
  17. El duelo lo lleva cada uno como bien sabe, yo lloré unos días después del entierro de mi padre, y sobre todo no quería que mi madre me viera, bastante pena tenía ya, de modo que cada uno necesita un tiempo y una manera distinta de llevarlo, ahor alo qu eno puedo entender es que la gente critique el dolor, hay que ser respetuoso con los sentimientos de cada uno, y me parece que esta muy fuera de lugar. Besos. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que todos pensamos más o menos igual, no hay una única forma de llevar el dolor. Criticar algo así es triste, yo me sorprendí mucho, pensaba que habíamos evolucionado pero parece ser que no.
      Besos.

      Eliminar
  18. Cada uno es como es. Una cosa es llorar porque te lo pide el cuerpo y otra tener que hacerlo porque es lo que espera determinada gente que hagas. Las plañideras han pasado a la historia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, a veces parece que tenemos que llorar por obligación. Yo no entierndo que sigan quedando plañideras, en muchos casos es demasiado hipócrita.
      Besos.

      Eliminar
  19. Hola guapa, siento mucho todo lo ocurrido...Criticar parece que la es gran afición, sólo tienes que ver cuáles son los programas líderes de audiencia, así de triste es...
    El ser humano reacciona al dolor , al miedo, a lo insesperado de manera diferente, es algo inevitable e innato en la persona. Criticar la manera de llevar el dolor es de ignorantes.
    Un beso preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Gracias, ha sido un apena y muy inesperado.
      Si, criticar es el deporte nacional y desde luego criticar algo así...incomprensible.
      Besos.

      Eliminar
  20. Es cierto que cada quien tiene una forma de expresar su dolor. Conozco también a mucha gente que tarda en reaccionar ante una muerte, pero cuando empiezan a ser conscientes de la pérdida, el dolor viene de golpe y porrazo. Es una situación dura para cualquiera, pero la muerte forma parte de esto que llamamos vida, así que hay que intentar asumirla.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Claro, en mi familia ha pasado así, mi madre misma, tardas en asumirlo y luego es un golpe horrible.
      Cierto, la muerte hay que asumirla aunque es difícil, a veces es muy duro.
      Besos.

      Eliminar
  21. La verdad es que cada uno somos un mundo. Yo me parezco, por lo que comentas, a ti. Soy de guardar, aguantar... pero al final sale todo. Pienso que me guardo las cosas pero llega un momento que el cuerpo y la mente dice basta. Yo perdi una hija e intentaba no llorar en publico pero me pasaba las noches llorando en silencio, por dentro para que ni aun mi marido me oyera y al final salio todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Uffff me dejas sin palabras, lo siento muchísimo, es lo pero qu ele puede pasar al ser humano, de verdad lo siento.
      Claro, al final acaba saliendo. Solo espero que estés mejor.
      Un abrazo.

      Eliminar
  22. La verdad es que juzgar a las personas es algo muy feo.
    Y cuando además se trata de algo tan delicado como la muerte de algo cercano todavía es peor.
    Creo que el problema es que hay gente que se siente moralmente superior a los demás y por eso se sienten con potestad para decir como se deberían hacer las cosas o como se debería reaccionar. Cuando como comentas, las reacciones son algo tan personal y distinto de unas personas a otras.
    Siento mucho el fallecimiento de la persona allegada a ti.
    Un besazo grandote, y que tengas un buen fin de semana!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Juzgar es horrible, y tienes razón hay gente que cree saber como deben actuar los demás y que yo sepa no hay normas establecidas y cada uno lo lleva como puede.
      Besos.

      Eliminar
  23. *alguien cercano. Disculpa el error, pero lo escribí como tú, sobre la marcha y aún por encima no lo revisé
    Un besazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, es lo que tiene escribir sobre la marcha.

      Eliminar
  24. Ayer leí un artículo de hace un año de Rosa Montero hablando del dolor; me lo has recordado. Es la primera vez que vengo pero volveré. Buen finde!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Pues me alegra habértelo recordado(lo buscaré) y mil gracias por la visita, bienvenida aunque creo que ya viniste el sábado, jejeje.
      Buen finde.

      Eliminar
  25. Tienes tooooda la razón.
    El duelo cada cual lo lleva como sabe. Hay gente que no llora nada de nada y no por eso significa que no lo pase mal. Yo al principio soy un poco como tú, que me cuesta digerirlo, es como si no lo creyese, pero después como empiece a llorar no puedo parar.
    Cuando a unos amigos se les murió la sobrina a dos días de navidad y con dos añitos pensé que ya nunca íbamos a poder volver a quedar como antes, que muchos comentarios les recordarían a la niña, que sería diferente. Y bueno, tardó cerca de un mes en querer ver a alguien pero hoy en día mi amiga es igual que antes. Lo llevará a ratos mal, supongo que las próximas navidades serán horribles pero hay que seguir adelante. También he estado con mis padres de la niña y no les he visto mal, deben salir adelante por su hijo. Eso no significa que tengan días y días y no estén tristes.
    La verdad que casi siempre llegamos a la misma conclusión: la gente critica por criticar...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Claro, es que cada uno somos un mundo. A mí al principio me cuesta, me da la sensación de qu eno me está pasando a mí.
      Ayyyy lo de esa niña fue terrible. Y claro, seguro que lo llevan fatal en muchos momentos pero al final no te queda otra que tirar. Tener otro hijo ayuda, esos amigos que comento en el post no tenían más y eso les impide avanzar.
      Si, critican por criticar, todo el mundo es perfecto y saben como hay que hacer las cosas.
      Besos.

      Eliminar
  26. Hola Gema, hoy precisamente he estado de funeral, un funeral que ha sido mecido en silencio, el mío (estaba muy cercana la muerte de mi madre, dos años atrás) una muerte dulce la de la difunta (mi tía). Una noche larga, una mañana larga que da para pensar, observas y reflexionas. El funeral se vivió antaño entre rosario y plañideras, porque se tenía que llorar. El llanto es muy contagioso y las lágrimas son fáciles, las mujeres nos solidarizamos y los hombres huyen de ese dolor. Cómo bien dices cada uno llevamos el duelo de forma diferente, yo lloré tanto la noche de la agonía de mi madre que al día siguiente sentí su libertad y la mía, no pude llorar más, no tenía lagrimas. Sé de lo que hablas como no. Dos años para cerrar heridas, cicatrices invisibles, con ansiedad, con dolor de alma y cuerpo. Sé lo que cuentas porque un funeral da para contar y para hablar en el silencio del sillón de la despedida. Un abrazo de viernes

    ResponderEliminar
  27. Cada persona manifiesta el dolor de forma distinta aunque cuando no lloras inmediatamente a un ser querido lo tienes que hacer después! Un besin.
    http://solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  28. Totalmente de acuerdo contigo, Gema. Cada uno somos un mundo, tenemos nuestros tiempos para la pena, nuestra forma de encajar las cosas, nuestro modo de superarlo, nuestra forma de atravesar el duelo propio de estas situaciones.

    Yo lloré por mi padre desde el momento en que me dieron la noticia. Recuerdo que me eché en brazos de mi marido y solo repetía "no puede ser, no puede ser". También fue algo inesperado. Cuando por fin pude reunirme con mi familia y ver a mi madre, unas horas después, vi que era necesario que yo estuviera entera para servir de sostén a otros y me sobrepuse algo. Después volví a las llanteras, a la ansiedad, a la pena. En septiembre hará un año y aún lloro cuando me acuerdo de mi padre, como ahora mismo, pero también tengo mis momentos de reir, de disfrutar, y quien me vea en esas situaciones podrá pensar que lo tengo completamente superado o que no me importó nada. Juzgar los sentimientos de otros o su forma de encajar las pérdidas, ahora lo sé de primera mano, es un error seguro.

    Me ha encantado tu reflexión, como siempre. La verdad es que me hace ilusión que llegue el jueves para ver de qué nos hablas :)

    ¡Un beso grande y feliz finde, Gema!

    ResponderEliminar
  29. Hola! Siento muchísimo la pérdida, sea conocido, amigo o familiar, siempre que se va alguien, nos deja un vacio en el corazón. Es algo que no llevo bien, la muerte. Desde pequeña es algo que me atenaza y no se responder a las noticias de la muerte. NO soy insensible, al revés, soy demasiado empática. Si me lloras terminaré llorando contigo, pero si la pérdida no es mía, y tengo que consolar, soy mala consolando. Soy de la opinión que no sirve de nada ir al tanatorio a enterarte qué ha pasado. Soy de la opinión que necesitas allí a tus amigos no para que te hundan sino para que te acompañen. Voy al tanatorio para que ellos puedan comer, sonreír entre lágrimas, y superar el momento más difícil del mundo. No quiero que me cuenten cómo se fue, qué pasó.. sino que recordemos cosas de la infancia, que me cuenten cómo sabía la comida en el último restaurante donde estuvieron.
    Cuando voy al tanatorio las personas mayores me miran mal. Me ven hablando "normal" con los familiares y esos les chirría. Odio a esas señoras que vienen con lagrimas de cocodrilo diciendo, aisss, pobre fulanita.. y como ha sido? y cuando pasó? y qué sintió? y que vais a hacer? y donde lo vais a enterrar?? ...... si cada uno que vamos al tanatorio hacemos eso, tiene que repetir la historia 60 veces, 200 o 10000. Eso es desgarrador.
    Respetemos el luto, acompañemos, pero no hundamos. Cada uno, como bien dices, lleva el dolor a su manera, y por sonreír entre lágrimas no significa que lo quisieras menos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  30. Creo que cada uno lo vive a su manera t que estas situaciones también te dejan en shock. Cuando murió mi abuela fue la primer muerte que presenciaba y sentía tristeza pero no lloraba hasta mi hermana me decía que yo no quería a mi abuela por no llorar. Pues no lloré ese día pero desde entonces llevo llorando siempre que la recuerdo. Es algo que hay que ir procesando. Me costaba entender la muerte, que viniera de forma tan sorprendente e inesperada

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...